Fichas Bibliográficas: Ejemplos De Libros

¿Qué son las fichas bibliográficas?

Las fichas bibliográficas son documentos que reúnen información detallada sobre un libro, y permiten acceder a él de manera más fácil y rápida. A través de ellas, es posible conocer el autor, la editorial, el año de publicación, el número de páginas, entre otros datos relevantes.

¿Por qué son importantes?

Las fichas bibliográficas son fundamentales para cualquier persona que desee investigar o estudiar un tema en particular. Al contar con esta información, es posible identificar y localizar el libro que se necesita en bibliotecas o librerías, y también citarlo correctamente en trabajos académicos o investigaciones.

¿Cómo se elaboran?

Existen diferentes formatos para la elaboración de fichas bibliográficas, pero en general, éstas deben incluir los siguientes elementos:

1. Autor:

Nombre completo del autor o autores del libro.

2. Título:

El título completo del libro, en cursiva o subrayado.

3. Editorial:

El nombre de la editorial que publicó el libro.

4. Ciudad:

La ciudad donde se publicó el libro.

5. Año de publicación:

El año en que se publicó el libro.

6. Número de páginas:

El número total de páginas del libro.

Ejemplos de fichas bibliográficas

A continuación, se presentan algunos ejemplos de fichas bibliográficas:

Ejemplo 1:

Apellido, Nombre del Autor. Título del Libro. Editorial, Ciudad de publicación, Año de publicación.

García Márquez, Gabriel. Cien años de soledad. Sudamericana, Buenos Aires, 1967.

Ejemplo 2:

Apellido, Nombre del Autor. Título del Libro. Editorial, Ciudad de publicación, Año de publicación, Número de páginas.

Borges, Jorge Luis. Ficciones. Emecé, Buenos Aires, 1944, 174 páginas.

Ejemplo 3:

Apellido, Nombre del Autor. Título del Capítulo o Artículo en: Nombre del Libro. Editorial, Ciudad de publicación, Año de publicación, Páginas.

Smith, John. “El impacto de las redes sociales en la sociedad”. En: Comunicación y Sociedad. Fondo de Cultura Económica, México, 2010, pp. 67-89.

Conclusión

Las fichas bibliográficas son herramientas muy útiles para el trabajo académico e investigativo, ya que permiten acceder a la información de los libros de manera clara y ordenada. Además, su elaboración es sencilla y existe una gran variedad de formatos para adaptarse a las necesidades de cada persona.